VINAGRETA DE NARANJA Y HIERBABUENA



Empezamos la nueva temporada del Asaltablogs asaltando  el blog de Mabel´s Kitchen .
Tengo que confesar,  que me he quedado con ganas de hacer algunas de las galletas tan ricas que tiene ... pero me ha pillado el toro y me he decantado por esta vinagreta rica rica, y que además os enseño la ensalada donde la puse, ea, dos recetas en una!
La  receta original usa menta pero yo tengo un pedazo de maceta de hierbabuena que me encanta usar y que me gusta mucho mas que la menta.

Esta es una ensalada completa que en mi caso, hace de plato único, ya que lleva, hidratos, verdura, fruta y proteína.


Y lo mejor de todo, fácil!!

Necesitamos:
60 ml de aceite de oliva virgen extra
40 ml. de vinagre de vino blanco
Media cucharadita de sal
Dos vueltas de molinillo de pimienta
Media cáscara de naranja, evitando la parte blanca que amargaría.

Preparación:
Con un pelador de verduras, quitamos la cáscara a la naranja, la mitad, y ponemos junto a los demás ingredientes en el vaso de la batidora, batimos hasta obtener una emulsión , probamos y rectificamos de sal si fuera necesario.

Para hacer la ensalada:
2 patatas medianas
1 huevo
Medio mango
Media cebolla
Medio pimiento rojo
1 cogollo de lechuga mini
1 lata de melva en aceite

Cocemos dos patatas medianas junto con un huevo.
Pela las patatas y el huevo.
Cortamos en juliana fina, medio pimiento rojo y media cebolla, cortamos medio mango en tiras, el huevo en dos mitades y la lechuga en juliana.
Escurrimos la melva y reservamos para el montaje de la ensalada.

Ponemos las rodajas de patatas en un plato, encima de cada una un trocito de mango, entre medias el pimiento rojo, en el centro la lechuga picadita, las cebolla, y la melva la repartimos por todo el plato, terminamos con el huevo duro y aliñamos con nuestra vinagreta de naranja y hierbabuena.


Me ha encantado Mabel y te aseguro que vuelvo a tu blog a por una de esas galletas que para media tarde con un cafelito uhmmm......

BOLAS DE ARROZ CON LECHE CARAMELIZADAS



Habéis hecho arroz con leche y os ha sobrado un cuenquito que anda dando vueltas en la nevera?, si si, se que os ha pasado, ya está sequillo y os da pena tirarlo........ya sabéis que en este blog no se tira nada de nada, todo se recicla, congela o tunea, como es el caso que me pasó.
Por supuesto, que si hago algún inventito y no tiene la aprobación del catador oficial, no se pública, pero dijo que era sorprendente y que le gustaba hasta mas que el arroz con leche, que ya es decir, pues es su postre preferido.

Pues nada, ¿tenéis soplete? lo necesitáis.



Necesitamos:

Un resto de arroz con leche
Azúcar

Preparación:

Es mas fácil hacerlo que escribirlo, pero vamos allá.

Hacemos bolas con el arroz con leche, incluída su canela de encima.

Llenamos un recipiente que admita calor, bien barro, pyrex o perol, de azúcar, envolvemos la bola de arroz con leche y empezamos a quemar con el soplete, dando vueltas, cuando tenga una capita caramelizada, pasamos la bola cuidado no te quemes a un papel de horno, y terminamos de caramelizar, el papel se quema,sólo hay que apuntar a la bola y con paciencia ir caramelizando.

Una vez templadas las pasamos a un plato y lista para comer un bocado delicioso, crujiente por fuera y por dentro cremoso de arroz con leche.



Estas bolas son mas de paciencia que de elaboración, pero si le cogéis el truquillo no se tarda nada.
Nosotros acompañamos con unas frambuesas.

POLLO A LA PIZZA




La combinación tomate, queso y orégano siempre  es acertada, si además le ponemos unos filetes de pollo, tenemos un plato muy rico, esta receta,  que se prepara con ingredientes de andar por casa, también podemos dejarla lista a  falta del gratinado.
Lleva una salsa de tomate que, por supuesto, siempre es mejor casera, pero si andáis con prisas, siempre se puede echar mano de un tomate frito envasado, que los hay muy ricos.

Los ingredientes que doy son para dos o tres raciones, si queréis hacer mas, calculad mas o menos la cantidad.

Necesitamos:

6 filetes de pollo
5 tomates maduros para hacer la salsa
1 cebolla hermosa
1 diente de ajo
100 gr. Queso para gratinar
Sal y Pimienta
Orégano
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Lo primero que haremos será preparar la salsa de tomate si optamos por hacerla en casa.
Pelamos y trituramos los tomates y los sofreímos con un poco de aceite, sal y pimienta, con 10 minutos es suficiente. Añadimos el orégano y reservamos.

A continuación salpimentamos los filetes de pollo y los pasamos por la sartén, los vamos poniendo en una fuente apta para el horno.





En la misma sartén donde hemos hecho el pollo, añadimos un poco de mas aceite , y sofreímos la cebolla y el diente de ajo, cuando esté pochado , añadimos 50 gr. de queso y hacemos una especia de masa.




Cubrimos los filetes con la salsa de tomate, repartimos la cebolla con el queso por encima y terminamos cubriendo del resto del queso.



Gratinamos unos minutos a 200º o hasta que el queso esté a nuestro gusto.

Espolvoreamos con perejil fresco, o albahaca.


Si optamos por prepararlo con antelación, a la hora de hornear, es mejor poner a calentar el horno a 180º y calentar unos minutos la receta, para después gratinar como indico mas arriba.

Es un plato que gusta tanto a niños como a mayores, acompáñalo con una ensalada y tendrás plato único.